lunes, 17 de octubre de 2016

la vida es siempre
ese inevitable vaivén
entre darlo todo
y no perder el calor
del pequeño rincón nuestro
de cada uno
entre
ventilar la herida
y no ensancharla
entre tu nombre
y el mío
entre la gratitud por
lo que se tiene
y la no-pérdida del ímpetu por
ver otros mares
entre el recuerdo preciado
y el olvido necesario
entre curar
y dejarse curar
o
curarse curando
es el oleaje que se traza
de la fantasía al presagio
del presagio a tu boca
de tu boca a la mía
y de regreso
es siempre el entre-ver
el entre-tengo
el enternezco
es el suave caminar
arrojándose al mundo
el punto y seguido
la magia y la práctica
tu pierna la mía
y el entre
es el arte de irse
sin huir
de quedarse porque
qué belleza
es todo lo que ya está dado
pero que ha de conquistarse
la vida es ese acierto
al que una
se entrega entera
y no pierde
nada.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario