viernes, 8 de enero de 2016

Tú querías un
amor así
de mirada repentina
y pasión abrupta
querías y 
tuviste
y ahora piensas
en aquel jardín 
y en cómo
la sombra del limonero
no te
bastó
para creer 
que amabas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario