lunes, 22 de junio de 2015

Tengo tu norte
enredado en la lengua
tu cuerpo de hierba
creciendo bajo el mío
tus versos apilados
entre el olvido entre
lo que algún día
yo también
supe escribir.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario