lunes, 15 de junio de 2015

No quisiera hastiarme
de sueños
decir y decir
como a menudo suelo
colgar tu abrazo
en mi pared
y correr 
después en huida 
quisiera ser más quieta
más entera
cuando su cuerpo me contornea
cuando me pule y aclama
con sus manos-piedras lisas
y por un instante
sólo pienso en existir
para ser un cántaro de barro
que contenga su amor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario