jueves, 4 de junio de 2015

Miro tu lengua
ardiendo
miro tu silencio
no es nítido
pero lleno
de trozos de aire
horas sin dormir
quién te puso ahí
la tristeza
quién no te cantó
quién no te dijo
una noche es poco
te llenaré
con agua de río
los ojos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario