domingo, 3 de mayo de 2015

He dejado los libros

He dejado los libros.
no por falta de interés
o soberbia o escándalo.
sólo dejado.
como al caminar dejamos las baldosas.
sin culpa.
y con ellos un tanto de palabras.
nada dramático.
nada como en los comienzos.
sólo puñitos que se me han ido cayendo 
cuando he abierto las manos.
no las extraño.
la verdad.
suele llegar a ser exhausto sujetar 
mantener con el sudor el recuerdo
la carta no dicha 
la anécdota que prometí contarte en el último poema.
ay o la lealtad a la melancolía que dan estos sitios.
qué bobo es prometer.
sí.
pero por eso ahora 
que tengo el aire de verano metido en el pelo
y huelo a sol 
y no soy tuya
me tomé la libertad de dejar los libros.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario