domingo, 16 de noviembre de 2014

Hay días que nunca acaban,
que tienen la indecencia de ser
extraños
Me sentiría mejor
si escribiera algo, si pudiera
cortar palabra en tu cuello,
pero eso también resulta
interminable.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario