domingo, 30 de noviembre de 2014

Es preciso saber que
aquello que llega inesperado
como si no lo quisiéramos
como sin entender
tanta ternura regalada
tanta generosidad porque sí
es lo que verdaderamente
hemos elegido
lo que responde y
se mantiene abierto
y nos diluye cada vez
que pronosticamos
quién habrá puesto
la voluntad primero.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario