miércoles, 27 de agosto de 2014


Pero yo de algún modo
empecé a asociar tu rostro
con la huida.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario