lunes, 25 de agosto de 2014

Para Jimena 


Voy a aprender a andar
con la suavidad de las cosas
que parecen inmóviles
tal vez me sienta sola
en medio del tumulto
sin identidad
sin gente a la que orillarme
sin peso
ni apariencia física
pero seré cómplice del murmullo
de la velocidad de las moscas
del color de las ventanas
de la masa de aire
que dejan las multitudes
escucharé los graves de la calle
el chirrido de ambulancias
llevaré el tiempo futuro
en la frente
seré invisible
pobre
sin rencor ni duda
amaré el vuelo de las golondrinas
la incertidumbre de todo
tendré pies de raíces
y aletas en la boca
habrá néctar en mis venas
néctar regalo
néctar caliente
y se irán haciendo dulces
mis piernas mi tallo
mis brazos
mis dedos
hasta que un día
una diminuta ebullición
por dentro
me expulse
y caiga por fin
al centro de un lugar
en donde escuche
mi nombre.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario