jueves, 5 de junio de 2014

Y me pregunto
sabrás acaso
un día mirar
detrás del rostro
que endulzas;
que lo que ves
no es más
que tu mirada
Sabré yo acaso un día
dejar de responder
a tus preguntas;
de abrir notas
como pisadas sobre la nieve
Que mi amor
es de aire y de aire
amo
Y poder entonces ir tan alto
que tú corazón y el mío
no distingan ya
entre ser las flores
o la arena
o dos cuerpos
haciéndose el amor
mientras tú y yo
los escribimos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario